martes, 18 de febrero de 2014

Mírame...


mírame a los ojos, es donde
se esconden mis demonios

No hay comentarios: