martes, 16 de junio de 2009

De "Este sabor de lágrimas"

Para el amor buscado o el perdido,
para el amor huido o el hallado,
ten la ternura fuerte del osado,
ten la dulce fiereza del caído.
Para el amor invicto o el vencido,
para aquél evadido o retomado,
ten la ausente presencia del llegado
y el silencioso grito del partido.
Así has de estar: tendido y encerrado
-cobarde piel y sangre decidida-,
del mismo modo oculto y entregado,
al mismo tiempo el dardo que la herida.
Y este juego de amor, tan bien jugado,
te llevará las horas. Y la vida.
Autor: Julia Prilutzky Farny

No hay comentarios: